lunes, 20 de abril de 2009

teléfono con el sistema operativo de Google


ANDROID, EL SISTEMA OPERATIVO DE GOOGLE, SE ESTRENA CON EL HTC DREAM, UN TELÉFONO EN EL QUE SE INTEGRAN A LA PERFECCIÓN TODAS LAS HERRAMIENTAS DEL BUSCADOR, DESDE EL CORREO ELECTRÓNICO HASTA EL ESPECTACULAR USO DE MAPS

HARDWARE. Dream es un teléfono con pantalla capacitiva táctil que esconde un teclado completo 'qwerty' para escribir mensajes. Tiene cámara de tres megapíxeles y GPS con brújula. SOFTWARE.

Android ofrece más posibilidades de configuración que otros sistemas operativos para móviles como Symbian o iPhone, es más abierto para desarrolladores y usuarios. PRECIO. Entre 0 y 299, según el tipo de contrato y 10 o 15 euros al mes para la tarifa de datos. Mide 117 x 55 x 17 mm y pesa 159 g. La batería es suficiente para cinco horas de conversación.
Al nuevo teléfono de MoviStar, el HTC Dream, es mucho más sencillo buscarle similitudes con el iPhone que diferencias. Ambos tienen una pantalla táctil capacitiva, pensada para ser usada con los dedos; ambos presumen de una interfaz de usuario avanzada y animada; ambos permiten navegar por la Red de forma mucho más cómoda que con los teléfonos tradicionales; ambos apuestan por una tienda de aplicaciones centralizada desde la que bajar nuevos programas y juegos.

Y ambos, también, se mueven en el mismo rango de precios. Dream ha debutado en España entre 0 y 179 euros para usuarios de otras operadoras que se pasen a MoviStar y entre 0 y 299 euros para clientes de la operadora. En todos los casos será necesario contratar una tarifa de datos asociada al teléfono, clave a la hora de aprovechar la ventajas del terminal, que costará 10 o 15 euros al mes en función de la capacidad de descarga.

DIFERENCIAS. ¿Qué los distingue? Se pueden encontrar miles de pequeños detalles, desde el teclado completo 'qwerty' bajo la pantalla -el HTC Dream es más grueso que el iPhone, pero a cambio sus usuarios pueden teclear con teclas físicas, no sólo virtuales- hasta la brújula interna que permite situar al usuario de forma más precisa en los mapas, pasando por la necesidad de utilizar unos auriculares específicos debido a la ausencia de una conexión estándar.

La gran diferencia, sin embargo, es el sistema operativo. Dream es el primer móvil que llega a España equipado con Android, una plataforma desarrollada por Google y que presume de mayor apertura que otros sistemas operativos móviles, como Windows Mobile, Symbian -liderado por Nokia-, Blackberry o el propio iPhoneOS. HTC ha sido la primera compañía en incluir este nuevo software en dos teléfonos, este Dream y Magic, un terminal que saldrá a la venta con Vodafone en el mes de mayo a un precio similar, pero que carece de teclado a cambio de ofrecer unas dimensiones más compactas.

Samsung y Motorola se unirán a HTC a finales de año con nuevos teléfonos, ahora en fase de desarrollo, preparados para este sistema operativo.

Otras marcas han confesado estar interesadas en contar al menos con un modelo equipado con Android en su catálogo.

Google confía ganar el afecto de los desarrolladores de aplicaciones, un mercado que se ha convertido en la clave del éxito de los nuevos 'smart phones'. AppStore de Apple, que sirve tanto para usuarios de iPhone como de iPod Touch, ha alcanzado esta semana los 1.000 millones de aplicaciones descargadas, y tiene en su catálogo más de 25.000 programas, utilidades y juegos. Aunque muchas de ellas están disponibles de forma gratuita, Apple se embolsa un 30% del precio de las de pago a cambio de almacenar la aplicación en sus servidores y ofrecer una pasarela de pago automatizada a través de la tienda iTunes. Microsoft y Nokia trabajan ya en sus propias versiones de la App-Store y Blackberry ha inaugurado recientemente la suya, accesible en todo el mundo.

Las cifras de Google, que lleva menos tiempo en el mercado, no son tan sorprendentes, pero la multiplicidad de marcas y terminales podría jugar a su favor a largo plazo. Android se creó como un sistema operativo orientado a teléfonos móviles, pero pronto dará el salto a los netbooks. Asus, fabricante de los ordenadores eee, ha confirmado que un equipo de ingenieros trabaja ya en el primer ordenador equipado con Android, que es, en definitiva, una versión más de Linux, pero con la conveniencia de una tienda de aplicaciones centralizada. El sistema operativo podría convertirse así en una amenaza para Microsoft, que se ha visto obligada a extender la vida de Windows XP para no perder este incipiente sector de la informática.

LIBERTAD. Para el usuario, la gran diferencia entre usar Android y otros sistemas operativos para móviles es el grado de libertad que Google otorga sobre la apariencia. Todos los iconos y programas pueden ordenarse en el escritorio de forma aleatoria, y es posible tener varios escritorios con diferentes aplicaciones a los que se accede con un rápido movimiento del dedo. En el escritorio también se pueden colocar otros objetos como fotografías o relojes y Widgets (pequeños programas que dan información muy concreta, como el tiempo atmosférico). Una pestaña en la parte inferior da acceso rápido a todas las aplicaciones instaladas en el dispositivo y arrastrando la pestaña superior se tiene un acceso instantáneo a mensajes y citas del calendario. Android permite la ejecución simultánea de cualquier tipo de programas, algo que está limitado en el iPhone a las aplicaciones oficiales de Apple -se puede escuchar música mientras se usa otra aplicación, por ejemplo, pero no ejecutar dos programas a la vez-.

Aunque la pantalla de Android es multitáctil (soporta la interacción con varios dedos de forma simultánea), el sistema operativo no viene de fábrica preparado para aprovecharla. No se puede, por ejemplo, 'pellizcar' una foto para controlar el nivel de zoom, aunque es una limitación que se soluciona instalando aplicaciones de terceros desarrolladores. Dream tampoco incluye reproductor de vídeo por defecto, pero en la tienda de software hay varias opciones disponibles de forma gratuita. La cámara del teléfono, en cualquier caso, está limitada a la toma de fotografías.

El único requisito a la hora de usar el teléfono es tener una cuenta en Google (gratuita). Calendario, contactos y correos giran, como es de esperar, en torno a los servicios ofrecidos por la compañía, y el software, al igual que ocurre con otros modelos y marcas, se actualiza de forma periódica. Google, de hecho, ultima el lanzamiento de una nueva versión de Android para este verano que añadirá transiciones más fluidas entre menús y teclado en pantalla para los usuarios que no quieran desplegar el teclado físico.

1 comentario:

Alfredo dijo...

La verdad es que Android promete mucho, ahora debemos ver si consigue hacerle sombra a Apple, de momento la campaña publicitaria que se ha hecho en España es nula, ni google, ni las operadoras se han molestado en dar a conocer el nuevo SO al gran público. Eso sí, tal vez el futuro esté en los netbooks, HP y otras marcas están probando Android en sus miniportátiles, el único inconveniente es la falta de compatibilidad con ciertas aplicaciones. Tal vez android no le quiere hacer sombra a Apple y sí a Microsoft y distribuciones de linux para netbooks.

Un saludo