domingo, 17 de febrero de 2008

AMY, USTED LA VIO? REPORTELA


La familia de Amy ofrece una "sustanciosa gratificación" a quien pueda aportar datos de su paradero

La familia de Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 15 años desaparecida en el municipio malagueño de Mijas el pasado día 1 de enero, ofrecerá una "sustanciosa gratificación" a toda aquella persona que puedan dar algún dato fidedigno sobre el paradero de la menor.

El compañero sentimental de la madre de la joven, David Mahon, informó hoy a través de un comunicado de que "toda la información recibida será tratada con la máxima confidencialidad", comprometiéndose personalmente a "no relevar ningún dato ni circunstancia personal de la información recibida".

Mahon indicó que aún no siendo el padre biológico de la menor, la considera como "hija propia". Fuentes cercanas a la familia señalaron que no se ha querido dar una cifra económica concreta porque "eso sería ponerle precio a Amy".

La joven fue vista por última vez tras salir de la casa de su amiga Ashley, ubicada en la urbanización Calypso, donde ambas habían estado cuidando al hermano pequeño de ésta última. Las hipótesis que se barajan son tanto la de la desaparición voluntaria como la de la involuntaria y tanto la madre como su compañero fueron hasta Alicante para repartir folletos con la foto de la joven.

Además, la Guardia Civil pidió colaboración para encontrar un coche Ford Fiesta blanco de matrícula inglesa C955SLK, que podría estar relacionado con el caso, puesto que la niña tenía acceso a él. El turismo es propiedad de un amigo de la familia que fue a declarar al cuartel, tras lo que se produjo su detención, aunque sin vinculación con el caso.

RECORDAR A LA MENOR

Los amigos y conocidos de Amy se reunieron el pasado día 7 de febrero en un centro comercial de Calahonda con motivo del 16 cumpleaños de la menor. La reunión tuvo lugar para recordar a la joven en un día "tan importante para cualquier adolescente".

La última concentración en recuerdo de la joven irlandesa tuvo lugar el pasado domingo día 3 de febrero cuando al menos medio centenar de personas se concentraron en el Bulevar de La Cala, en Mijas Costa.