lunes, 12 de mayo de 2008

NASA explora el petaflop


La Agencia Especial estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés) intenta unirse al exclusivo grupo de los que usan las supercomputadoras cuya potencia se mide en petaflops.
Se trata de supercomputadoras capaces de hacer 1.000 trillones de cálculos por segundo.

La NASA espera tener la máquina en 2009 y estima que tres años más tarde podría aumentarle la potencia a 10 petaflops.

Si logra concretar el proyecto, será una de las pocas organizaciones que contará con una supercomputadora tan potente.

Hacia la elite

La supercomputadora se instalará en el Centro de Investigación Ames de Moffet Field, California.


Actualmente, la más poderosa supercomputadora en la Tierra es la Blue Gene/L .

Allí la NASA tiene su actual supercomputadora, llamada Columbia, que fue encendida por primera vez en 2004 y que tiene una velocidad teórica de 88,88 teraflops.

Columbia ocupa el vigésimo lugar entre las más poderosas supercomputadoras del planeta, según el Proyecto "Top 500", que elabora una lista del rendimiento relativo de estas máquinas.

Construir una computadora petaflop catapultaría a la NASA hacia los cinco primeros lugares de la lista.

Actualmente, la más poderosa supercomputadora en la Tierra es la Blue Gene/L que tiene una velocidad máxima de 478,2 teraflops.

Se espera que las computadoras petaflops hagan su debut en la nueva lista de las "Top500" que saldrá en junio.

El Proyecto Pléyades, como fue bautizado por NASA, contará en la fabricación de la máquina con la ayuda de Intel y SGI.

En un comunicado el director de Ames, Pete Wordem dijo que la instalación de la supercomputadora se necesita para permitir una "fidelidad más alta" en sus futuras misiones de modelado y simulación.

La actual supercomputadora ha sido usada por la NASA para investigar el rendimiento de aviones hipersónicos, simular procedimientos de aterrizaje y modelar materiales para futuros trajes espaciales.

"Este rendimiento adicional de las computadoras es necesario para ayudarnos a lograr avances en descubrimientos científicos", señaló Worden.