lunes, 24 de marzo de 2008

LA CREADORA DE HARRY POTTER, J.K. Rowling pensó en suicidarse


Cuando sientas vacia tu vida, solo mira a tu alrededor, y veras la magia de la existencia, floreciendo por doquier. (Abel Desestress)

La vida ha cambiado mucho para la autora de una de las sagas literarias más exitosas de la historia, JK Rowling. Y no es solo que su fortuna haya crecido exponencialmente en los últimos años, sino que la escritora estuvo a punto de suicidarse a principios de los años 90, ante sus problemas económicos y sentimentales.

Cuando el matrimonio entre JK Rowling y el periodista portugués Jorge Arantes se hizo añicos, ella se vio sola en un pequeño apartamento de Edinburgo cuyo alquiler no podía pagar. Su corazón estaba tan destrozado que llegó a plantearse la idea de quitarse la vida. Sin embargo, como ella misma confesó, fue gracias a su hija que consiguió sobreponerse.

En aquel piso, que consiguió gracias a un depósito de 600 libras que le prestó un amigo y donde comenzó a escribir las aventuras del niño mago que posteriormente la harían multimillonaria, vivía con Jessica, su hija, un bebé entonces. "Lo que me hizo ir a buscar ayuda fue mi hija", explicó Rowling. "Ella mantenía mis pies pegados al suelo y pensé: 'esto no está bien, esto no puede estar bien, ella no puede crecer conmigo en este estado'". "Estamos hablando de pensamientos de suicidio, no hablamos de 'me siento un poco triste'", incidió Rowling.

Así las cosas, la escritora decidió visitar a su médico de cabecera en busca de consejo. Sin embargo, casualidades de la vida, la habitual doctora a la que acudía Rowling no se encontraba en la clínica, por lo que su sustito le recomendó simplemente que hablara con la enfermera. Sin haber logrado la ayuda que necesitaba, la escritora regresó a su casa deseperanzada, hasta que recibió una llamada, la de su médico, que había revisado las notas de su colega. "Mi doctora me salvo sin duda alguna porque no creo que hubiera tenido el valor de regresar allí una segunda vez", dijo la autora de Harry Potter.

UN EJEMPLO

Por otro lado, Rowling, que hasta ahora no había comentado este episodio de su vida, aseguró que no siente ningún reparo en hablar del tema. "Nunca he estado ni remotamente avergonzada de haber estado deprimida. Nunca", aseguró en una entrevista a la revista de estudiantes de periodismo de la Universidad de Edinburgo recogida por Otr/press. "¿De qué me tendría que avergonzar? Superé una etapa muy dura y estoy bastante orguyosa de haberlo conseguido".

En este sentido, los difusores de campañas sobre salud mental han apoyado a la escritora en el papel que ha tomado en este tema. La directora de campaña de la Fundación para la Salud Mental (Mental Health Foundation), dijo: "JK Rowling es un maravilloso modelo de conducta y es encomiable que haya elegido hablar de esto".

Los libros de Harry Potter han alcanzado la increible cifra de 400 millones de unidades vendidas y la fortuna de Rowling, una de las mujeres más ricas del mundo, asciende a 692 millones de euros, según la Lista de Ricos del 'Sunday Times' de 2007.