jueves, 7 de febrero de 2008

Liberan a Britney; la persiguen en helicóptero


Britney Spears fue dada de alta de un hospital el miércoles y salió subrepticiamente, pero fue descubierta horas después manejando en Los Angeles seguida por paparazzi y un helicóptero de televisión.

Sam Lufti, el manager de Britney que fue acusado de drogar a la cantante, admitió que le suministraba pastillas para ayudarla a combatir sus problemas de trastorno bipolar y ansiedad.
Durante los últimos seis meses, Lufti fue la persona más cercana a Britney, aunque el día de ayer se supo que la madre de Spears lo acusó de controlar la vida de la cantante. Lynn aseguró que Sam cortó las líneas telefónicas de la cantante, se apropió de su dinero y la drogaba.