domingo, 3 de febrero de 2008

¿Hasta dónde llegan los niños por Internet?


¿Sabemos lo que hacen nuestros hijos en Internet? (ver foto) La Red es un lugar idóneo, y peligroso, para establecer contacto con todo tipo de personas. No se sabe quién está al otro lado. Bajo un nick y una identidad falsa, puede esconderse cualquiera. Además, los niños pueden utilizar el ordenador para enviar ficheros y emitir mensajes que pueden constituir un delito. Citarse con un desconocido y entrar en páginas no adecuadas está a la orden del día.

Alrededor de uno de cada cuatro menores es usuario habitual de Internet. Y de estos, el 44 por ciento, cerca de uno de cada dos, se ha sentido acosado sexualmente. El porcentaje aumenta, y mucho, entre los chicos y chicas de 15, 16 y 17 años. Muchos chicos saben reaccionar ante un acosador que se encuentren en la Red, pero algunos no lo tienen tan claro. De los que utilizan Internet habitualmente, uno de cada tres (30 por ciento) ha facilitado alguna vez su número de teléfono, y un 16 por ciento ha dado su dirección. Un porcentaje similar (el 14,5%) concertó una cita por Internet, y el 10 por ciento acudió solo. Y la adicción acecha: el 37 por ciento de los que se conectan afirman que sienten la necesidad de hacerlo con frecuencia. No pocos (el 28% entra en página pornográficas, y a las chicas les atraen también las webs que promocionarn la anorexia.

Los expertos advierten de que un menor, encerrado en su habitación con un ordenador, y aparentemente tranquilo, puede estar cometiendo un delito del que no sea consciente. Insultar en la Red, 'colgar' fotografías, contar intimidades, puede constituir una infracción legal. No sería la primera vez que los padres abren sorprendidos la puerta ala Policía, que entra en el hogar en busca del culpable de un delito cibernético.